jueves, febrero 04, 2010

hoy fue un dia espantoso

Aúnque quienes me conocen no lo creería, realmente no disfruto pelear. Lo hago por que me indignan muchas cosas, y siento mi deber pelear las injusticias. Pero no disfruto pelear. Hoy tuve que pelear mucho más de lo que hubiera querido.

Después de un largo día, llego a mi casa, y mi perro me hace sonreir. Abro la nevera, y hay cerveza (buena cerveza), así que todo está bien. Luego, hablo con un montón de desconocidos y recobro la fe en la humanidad.

Después de un día espantoso, se que todo está bien, yo estoy bien. El día terminó pero mi sonrisa está de vuelta. Mañana, empezaré de nuevo, y todo estará realmente bien.

P.D. Le tengo fe a la Corte... Ese referendo no pasa...

No hay comentarios.:

Publicar un comentario