miércoles, noviembre 07, 2012

Una minoría muy grande...

Recuerdo, siendo niña, que en una ocasión llegó la hija de un amigo de mi papá a quedarse unos días en mi casa. Yo tenía tal vez 7 u 8 años y ella tal vez 30. Ella tenía el pelo corto, rubio, era flaca. Mi mamá dice, ella viene con la novia, se van a quedar en tal cuarto. Yo miré a la novia, tenia el pelo corto, con un corte muy ochentero, negro, era muy blanca y muy bonita. La novia era judia y las dos vivian en Nueva York, me dijeron. 

Unos días después, oí una conversación de mi mamá con la esposa de mi tío. Mi tia política le preguntaba a mi mamá si no le angustiaba que mi hermana, que en ese entonces debía tener como 13 años, se fuera sola de compras con las dos mujeres. Mi mamá sólo la miró como viendo a un extraterrestre y no se dignó a contestarle. Treinta años después, no deja de sorprenderme cuan progresista era mi mamá, y como a mi corta edad, con total naturalidad logró transmitirme su visión acerca de ser gay.

Yo, como todos, pasé muchos años pensando que todas las familias eran como la mia y un día cualquiera, descubrí que no era así. Pero sin importar cuantos años pasen, no logro entender la homofobia ni siquiera en sus formas mas sutiles. Me parece tan absurda como discriminar a alguien porque tiene los ojos azules o negros o de cualquier color. Y el ejemplo del color de ojos es muy relevante, porque no hay forma de ocultar el verdadero color de los ojos. Por mas lentes de contacto que uno se ponga, el color verdadero siempre es visible, y al final es conocido.

De amigos muy queridos, he oido historias terribles de discriminación y dolor infligida incluso por sus mismas familias y por ello, cada dia que pasa me siendo mas identificada con la causa LGTB. Nadie debería tener la más minima duda de decir que es gay a la edad que lo note, porque es lo mas natural y normal. Porque una de cada diez personas que usted conoce es gay, y ha sido así en todas las culturas y subculturas humanas. Por que ser gay es tan natural como no serlo.

En una ocasión, un joven de tal vez 23 años, profesional, muy conservador me decía que ser gay era "pura maña", que eran comportamientos degenerados que la gente aprendía por malas compañías. Le contesté lo que siempre contesto ante semejante argumento: hay abrumadora evidencia científica que le muestra que ser gay es natural, no "una conducta aprendida", es parte de la biología. Me contestó que el estaría dispuesto a verlo de esta forma si alguien "se lo probaba". No continué la conversación simplemente por que tenía certeza de que este joven tiene acceso a google y puede ver la evidencia por si mismo, el dia en que le de la gana hacerlo. Si busco los artículos mas confiables y se los entrego, no importará, porque no se trata de que no conozca la evidencia, sólo de que no quiere reconocer su existencia. Y cómo él, la mayoría de homofóbicos que hay por el mundo.

¿Cuál es la forma efectiva de compartir esa visión liberal de que todos cabemos en el mundo?