domingo, mayo 29, 2011

Historias de tombos: ESMAD

Esta es otra historia de tombos, para la colección:
http://diariosenpantaloneta.blogspot.com/2011/04/quien-lo-defiende-uno-de-la-policia.html

(linkeado con autorización del autor)

El Uribismo y el fin del mundo

Ayer, en mi tradicional lectura mañanera de El Espectador, me encontré con esta columna de Mauricio García, titulada "Mentiras que alivian". Debo confesar que pensé en ella todo el día y me dio a mi, también un poco de alivio.

En resumen, la columna dice que hay evidencia de que las personas al enfrentarse a la realidad de que algo en lo que creen es falso, como le pasó a los seguidores del Pastor gringo que esperaban el fin del mundo, simplemente ajustan la realidad a su creencia en vez de enfrentar el hecho de que su creencia era falsa. En el caso de los seguidores del pastor, eso significa pensar que la nueva fecha para el fin del mundo es octubre. Luego de explicar este proceso de protección de las personas, explica por que a su juicio, es lo mismo que pasa con los uribistas. A pesar de todas las evidencias de que los gobiernos de Uribe fueron nefastos para Colombia, los uribistas aún lo defienden, pero esta es sólo una forma de protegerse a si mismos. Es su forma de manejar el hecho de haber creído y defendido este régimen.

¿Por qué una columna como esas puede aliviarme? Por que me angustia, me aterra un poco, ver la indiferencia de las personas frente a lo que pasa. La falta de humanidad es una de las cosas que más angustia me produce. Es como si uno va por la calle, y ve a un tipo corpulento coger a patadas un niño y no hace nada por impedirlo o protegerlo. Mira y sigue caminando como si esto no tuviera que ver con uno.

En este país, lleno de abusos, a la gente parece no importarle nada. Y eso me produce una angustia muy grande. El solo pensar en los colombianos como personas que pretenden que los abusos no existen como una forma desesperada de tratar de protegerse, en vez de pensar que son personas indolentes frente a lo que sucede, me tranquiliza. Por que puedo yo pensar que su humanidad aún está presente, y que podrían llegar a indignarse en algún momento. Tal vez al pasar frente al niño que está siendo golpeado crean que se trata de un muñeco, pero que si lo oyen llorar, tal vez noten su error y se levanten para protegerlo.

(Y bueno, también puede ser que pienso esto y es sólo una mentira que me alivia, un completo pajazo mental)

miércoles, mayo 25, 2011

Que el Verde no sea partido no es sorpresa, en Colombia no hay partidos

Ayer Juan Carlos Florez renunció al partido Verde y hoy Jhon Sudarsky retiró su apoyo a Peñalosa. La crítica más frecuente que leí señalaba que así, el partido no sobreviviría, si a la primera pelea todos salían corriendo. Al leerlo sólo pensaba, ¿cuál partido?

En Colombia no hay partidos. Sólo un grupo de personajes que se reúnen con algún propósito específico y temporal y que se disuelve tan rápido como se forma. El tranfugismo sólo oculta lo obvio, aquí la mayoría de personajes trabajando en el sector público (o con éste) van por lo suyo ( $ € £ ó ¥).

De esa mayoría se separan muchos, que van solos, y se reúnen también, según aparezcan las amenazas. Se que en todos los mal llamados partidos hay gente decente, tratando de hacer las cosas bien. Esos mismos tienen criterio para alejarse o separarse cuando hay que hacerlo. Tengo hoy un poco más de respeto por Juan Carlos Florez y el senador Sudarsky.

Pero este post no es sobre el Verde, que tendrá la misma suerte que el PDA, sino del hecho de que en realidad envidio el tener partidos: como los gringos, que se declaran republicanos o demócratas y lo defienden hasta la muerte. Sería un descanso poder identificarse con un colectivo con el que comparta principios fundamentales y donde todo el mundo halara para el mismo lado, en vez de tener que seguir a cada persona y estar pendiente de cada cosa que dice o hace (para poder detectar a los cafres de los decentes).

En Colombia no se castiga a los cafres quitandoles el voto. Sería lo más sencillo, lo más efectivo, lo más racional. Pero, en Colombia no aplica lo sencillo, efectivo y racional. ¿Cómo es posible que después de todo lo que sabemos, Uribe y el Partido de la U tenga algún tipo de apoyo?


posted from Bloggeroid