martes, agosto 20, 2013

La colombianada

Hoy, me desperté muy temprano como siempre, y empecé a leer la prensa. Había una modesta nota sobre el paro agrario y algunos comentarios. Confieso que ver esta nota, los comentarios y el resto de las noticias de la mañana exacerbaron mi ya fuerte frustración por ser colombiana, porque encuentro terrible la "colombianada".

Para mi la colombianada es este comportamiento usual del colombiano promedio, que nos condena para siempre al subdesarrollo. La pobreza, el ser del tercer mundo, está embebido en cada acto de cada uno de estos colombianos que se enorgullecen de la colombianada.

Un ejemplo espectacular de la colombianada, es el no dejar pasar una ambulancia. ¿No le pasa con frecuencia que va en un taxi, y una ambulancia pide paso y el taxista le dice que no da paso porque seguro ahí va un ejecutivo para el aeropuerto? Ese maravilloso colombiano promedio, prefiere arriesgarse a dejar morir a alguien y no dejar pasar la ambulancia para evitar que un ejecutivo llegue al aeropuerto, porque hace 5 años en un noticiero que ya nadie recuerda, hicieron una nota en que había un servicio de ambulancias que aveces llevaba ejecutivos al aeropuerto.

Esa es la misma colombianada que repite que el que alguien diga que los platos típicamente colombianos tienen muchos carbohidratos es un apatrida y si usted se atreva a cuestionar al presidente seguro es que está infiltrado por las farc. Pensar, no es colombiano. Usted tiene que repetir las imbecilidades con una gran sonrisa y no decir lo que piensa porque decir la verdad es de mala educación.

Hoy estoy muy amargada por haber nacido aquí y tener que soportar a diario las colombianadas de mis compatriotas.

Amigo colombiano: por favor, no se desgaste. Si me va a insultar en los comentarios y decirme que me puedo ir del país sino me gusta, sepa que yo filtro los comentarios y su insulto no quedará publicado. Diré lo que me plazca, y si a usted no le parece y me quiere insultar, sepa que ese mismo acto de intolerancia es una colombianada.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario