sábado, julio 03, 2010

Ahhh, los verdes (catarsis antes de dejar de hablar de la "ola verde")

Si, yo voté por Antanas Mockus en la consulta, luego en primera y en segunda vuelta. Pero no soy verde, no creo en la "ola verde" y no haré parte del Partido Verde Colombiano. Prefiero seguir participando como siempre lo he hecho, y votar con conciencia por quien me de la gana, como siempre lo he hecho.

Cuando me refiero a los verdes, no me refiero a los verdaderos ecologistas, con quienes tengo una profunda afinidad (con orgullo puedo decir de mi que soy un tree hugger). Tampoco al color verde, que como saben muchos es el color corporativo de mi empresa y por el que tengo un especial afecto. Siempre que despectivamente me refiero a los verdes, me refiero a ese numeroso grupo de seguidores de Antanas Mockus y del recientemente repotenciado Partido Verde Colombiano. No me refiero a todos, sino a ese grupo casi fanático que repite lemas y frases sin cuestionarlas (algo que estoy segura, molestaría mucho a Antanas Mockus si su ego le permitiera realmente leer lo que sus seguidores dicen). Ese mismo grupo que durante la campaña no permitía ningún comentario negativo sobre nada porque quería pensar que todo era color de rosa y ganarían las elecciones con mucha energía positiva en twitter y repartiendo girasoles virtuales.

Les contaré aquellos puntos que más me molestan de los verdes, y que justifican mi "fobia verde". La primera es la afirmación de que Mockus, Fajardo y hasta Lucho y Peñalosa no son políticos. Vamonos por lo básico, la selección de palabras:

Dice la Real Academia de la Lengua que política es
Actividad de quienes rigen o aspiran a regir los asuntos públicos.
También es política la
Actividad del ciudadano cuando interviene en los asuntos públicos con su opinión, con su voto, o de cualquier otro modo.

Es muy claro el diccionario en llamar político a cualquiera que haya participado en el gobierno: entonces cualquier exalcalde es un político y que cualquiera que haya votado ha participado en política.

Los verdes salen a decir, no es que al decir "político" lo que quiere decir es que no es corrupto ni clientelista. Ese contraargumento me ofende aún más. ¿De verdad puede alguien afirmar que TODAS las personas que participan en política (son políticos) son corruptos clientelistas? ¡Claro que no! Es una generalización más que ofensiva con las muchas personas que se toman en serio el ser un servidor público.

Además, mal hacen en afirmar que tienen un partido limpio, porque en el verde hay cafres muy bien reconocidos. Ese no querer ver que puede haber algo oscuro en la Don Bernabilidad, ciertas obras echas bajo el gobierno Peñalosa en Bogotá, el referendo de los niños, los líos de Londoño... bueno, ofende un poco. ¿No que son el grupo más crítico de la política? ¿Dónde está el sentido crítico para verse a si mismos, para depurarse a si mismos?

Si, hablar de eliminar la corrupción, de no aceptarla, es necesario. Pero eso lo dicen los decentes que hay en TODOS los partidos y en los grupos independientes

Algo que si entiendo es que de los verdes hay muchos entre los 18 y los 21 años que están estrenando la cédula y tienen un genuino fervor inocente. Están descubriendo la participación política. Para ellos no tengo sino halagos.

Se por experiencia propia que la participación es un estilo de vida y que si empiezan a participar aquí no dejarán de hacerlo. Se que en un año o dos, después de su primer desencanto político, seguramente serán más críticos y no seguirán con fé a ninguna figura pública. El buen juicio hay que tenerlo siempre, y no seguir a nadie ciegamente. Sólo mire a un furibista y verá a qué me refiero.


Me irritan mucho algunos verdes de más de 30 que acaban de estrenar la cédula, votan "con conciencia" por primera vez y acaban de notar que uno como ciudadano puede participar. Ellos pontifican sobre el Partido Verde. Para ellos solo tengo tres palabras: Callate y espera. Por las figuras que están en el Partido Verde, sospecho que algunos de sus miembros terminarán siendo parte de la Unidad Nacional de Santos de la peor manera. Espera que se destapen algunas cafradas y entonces, dejarás de hablar tantas bobadas. (De ahi mi gran indignación con los tweets de @vladdo cuando encontró a Mockus en un avión y @rosacris llorando cada vez que Mockus le contesta un tweet. ¡Esas mojadas de cucos tan idiotas dejémolas a las preadolescentes que van a conciertos de los Jonas Brothers! Sean serios: ¡son adultos y están haciendo el oso nacional!)

Debo decir que me ofende que usen en nombre del Partido Verde tan olímpicamente. Los Partidos Verdes del mundo son abiertamente comprometidos con el medio ambiente, son ecologistas y progresistas. Sólo por el ejercicio mental, compare los 10 principios del Green Party en USA o en cualquier lado en Europa con los del Partido Verde Colombiano. ¿No queda faltando el tema de ecología, la diversidad, la libertad individual, igualdad de oportunidades, regulación al sector financiero? (Además, ¿se acuerda usted de Mockus diciendo que se debía seguir con el glifosato e incentivar la minería de cielo abierto?)

Podría pasarme otro largo rato escribiendo sobre otras cuantas cosas que me molestan, como algunos puntos de la campaña. Eso ya no es relevante, porque perdimos. Sólo insisto, yo voto conciente, participo en todo lo que puedo, pero no soy verde, no soy de la ola verde, y no haré parte del Partido Verde Colombiano.

Ahora, amigo verde, antes de insultarme en los comentarios, recuerde que yo voté por el Partido Verde en las tres ocasiones en que se pudo votar. Sigo convencida que entre lo que había, era la mejor opción dada la situación de Colombia después de 8 años de Uribe. Pero no creo que Mockus es perfecto (entre otras por que es bien godo y autoritario), no creo que es la salvación de Colombia, y se que la politica no debe nunca mezclarse con religión.

Uno no tiene que creer con fé en las figuras políticas (es mejor no hacerlo, ¿sino que control les va a hacer?), puede votar con reservas, hacer muchas críticas y decirlas fuertemente. Eso también es participación política.

10 comentarios:

  1. Pues tampoco soy del partido verde y me parecen bastante acertados cada uno de los comentarios, creo que si se tratará de sacar todo el listado de pros y de contras se podría sacar casi un libro, porque esos 4 jinetes que decidieron cabalgar en el "naciente" partido verde, cada uno desde su espacio político, tiene unas grandes diferencias y ha tenido una vida política, esperemos que al menos la disminución del abstencionismo que nació en estas elecciones desde la crítica política se mantenga para poder empezar a pensar en un estado colectivo, del cual hacemos parte todos. Excelente entrada.

    ResponderEliminar
  2. Completamente de acuerdo. Lamentablemente en nuestro país (y probablemente en todas partes) es muy difícil encontrar candidatos y/o movimientos "perfectos" más allá de candidaturas cívicas muy locales. Cuando se habla de candidaturas regionales o nacionales parece inevitable que se cuelen lagartos, micos, fanáticos, oportunistas, etc.

    Por eso me parece interesante la propuesta del partido Verde de construir desde la base para ser opción de poder más adelante. Y eso da tiempo para que los críticos como nosotros ayudemos a quitar los lunares. n_n

    ResponderEliminar
  3. Mi Comentario al respecto:

    http://opio33.blogspot.com/2010/07/respuesta-no-pedida-escrito-de-maria.html

    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Huy hermana, si usted sigue a Piedad Córdoba en Twitter me ha de odiar a mí por cómo nos tratamos ella y yo. Creo, sin embargo, que no es el mismo caso de Vladdo (el otro no lo conozco)
    Bueno, me gustó mucho, yo voté en la primera vuelta por Pardo y en la segunda por Mockus a sabiendas de todas estas cosas y siempre me molestó mucho la ola verde, empezando por su creador y siguiendo por la intolerancia intelectual que había ahí.

    ResponderEliminar
  5. Quisiera entender las razones de muchos votantes para considerar la "propuesta verde" -si la hubo- una opción.

    Me gustaría ver esas razones expuestas aquí. Más si se habla en términos de que fue la única o mejor opción de gobierno. Cosa que no comparto.

    Eso nos ayudaría a entender con más fondo la irracionalidad política en nuestro país y las legítimas aspiraciones de la gente del común: La gente de carne y hueso que no existe ni se encierra en el imaginario de la prensa, los comentaristas políticos ni los políticos.

    Al leer no pude más que estar de acuerdo frente a los comentarios sobre el partido y la ola. De hecho me animé a escribir también al respecto.

    Mis únicas consideraciones se deben al partido y la ola:
    1.) El partido no es partido sino movimiento político. Esto es, una agremiación defendiendo ciertos intereses privados en el orden público. Dicho así en la práctica, aunque la personería jurídica del "partido" diga lo contrario.

    Esa gente no sabe en dónde está parada frente al "modelo de Estado" que quiere, que es en últimas lo que constituye un *partido* político dentro de un sistema democrático.

    Decir "seamos iguales, pero honestos" equivale a decir "no tengo idea de cuáles son los problemas reales del sistema".

    2.) El movimiento real tras el partido verde fue la ola verde, una reunión de espontáneos con el deseo de un país distinto -a no sé qué, como dije antes- bajo la consigna de la honestidad como salvación frente al tema de restauración de tierras, reforma agraria y no sé cuántas más dificultades por las que atraviesa el país.

    3.) De la ola verde no queda nada porque la espontaneidad política en Colombia, tristemente, es una fabricación mediática.
    Bueno, queda algo, los carteles en algunas ventanas. La ola desde su misma carencia de concepción, fue Bogocéntrica. En ese sentido, ellos y su representante, Antanas Mockus, querían arreglar los problemas del país con el mismo tono insípido con que se piensan los insípidos problemas de la Capital (basura, planeación, ambiente y trancones). Como dijo Rafael Pardo, la capital es una cosa y el país otra muy distinta. Los muertos están en todas partes y los que están a punto de estarlo por el hambre también.

    Lástima que nos quedamos sin Partido Liberal y el POLO sea una colectividad aún tan inmadura.

    ResponderEliminar
  6. Lo que si tenemos que darnos cuenta es que aunque muchos rechacen el gobierno de Uribe y el próximo gobierno Santista, hemos dado un primer paso para separarnos de él sin comprometerse en caer en su mismo juego y eso ya es decir mucho, cuando alguien que compartía ideas de la oposición expresaba sus opiniones de la misma manera que la muchos de la Ola Verde no había comentarios en contra porque ya se reconocía tal actuación, pero cuando estos patrones se repitieron en los partidarios del partido verde, se les empezó a tildar de lo peor, porque sus actuaciones fieles a otras militancias no eran acordes al estilo verde, por tal fueron muy criticados, ahora otra de las cosas que fue de lo peor que vi fue que un canal de comunicación como el hashtag de la #olaverde se convirtió en una símbolo de los seguidores del partido verde, se les sumaba lo malo del mismo canal así todos no trinaran lo mismo o los que trinaran no tuvieran nada que ver en el partido verde.
    En el caso de la ciega fe, otro mal heredado de este gobierno pro-Uribe, fue muy difícil arrastrar con ese lastre, para mí era difícil, pero sin reparar en seguir con el partido verde, yo dudo de muchas de las actuaciones de los verdes, pero siempre al ponerme del lado más crítico pude encontrar los porque de tales actuaciones. Ejemplo: Alguna vez Antanas demando al estado exigiendo un dinero que no se merecía de la campaña a la alcaldía de 1993, en ese caso los críticos arreciaban que Antanas quiso meterle un gol al estado, pero gracias a ellos mismos descubrí que Antanas no pidió ayuda de ningún amigo abogado, casi que demando al estado solo y que cuando se le pregunta el no niego que demando al estado. Si Antanas hubiera ganado forzando la justicia y hubiera negado todo me hubiera preocupado, en tal caso descubrí que Antanas peco de inocente y con su falta de conocimiento político, creyó que le habían robado y que podía ganar. Fue algo sin precedentes pues en ese caso nunca se había gastado tan poco en una campaña política y pues nunca le habían bajado el valor del voto a ningún candidato.

    ResponderEliminar
  7. Leí con bastante atención el texto,
    igual sabiendo quien lo escribe y conociéndome lo que me parece crítico es la apreciación que tiene de mí y que sea tan vacía... qué lastima que haya quedado en tí una imagen tan 'lagrimosa' de mi parte y que triste que no hubieras visto el trabajo que hice.
    Ojalá hubiera logrado que Antanas comentara mis twitts o más de ellos.
    Estoy satisfecha con el trabajo que hice, quienes lo saben, como tú, nunca fue llorar porque Antanas me contestara un twitt.
    Soy verde, estoy orgullosa del trabajo de la ola verde y me siento orgullosa por el trabajo que hicimos, más aún por el compromiso y el trabajo que se está haciendo y el que viene.
    Éxitos en nuestros caminos.
    Con todo gusto @rosacris

    ResponderEliminar
  8. El único problema que veo es que iguala ese grupo de extremistas y fanáticos a todo el movimiento del Partido Verde.

    El partido verde sigue siendo un movimiento que es capaz de cuestionar y cuestionarse, que piensa antes de actuar y que tiene unos fundamentos claros y firmes, que incluyen la preocupación por el medio ambiente pero sin el extremismo de algunos grupos ecologistas sino teniendo en cuenta la realidad del País.

    Por mi parte seguiré siendo Orgullosa, critica y honestamente Verde.

    ResponderEliminar
  9. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  10. INTERESANTEMENTE ABSURDA su publicación, q bueno que exprese su punto de vista, justamente eso ha hecho la ola verde por ud y por muchos, generar toda clase de opiniones críticas sean positivas o negativas, pero más que opinar este pais necesita de gente PROPOSITIVA Y EMPRENDEDORA, no de aquella a la que anda criticando cualquier intento de generar un cambio, la pregunta es, APARTE DE CRITICAR QUE HACE UD POR EL PAIS???, si bien es cierto que la ola verde ha sido un gran movimiento político, y que quizás falten años para merecernos llamar Partido, de aquellos fanáticos q bien o Mal le han hecho al naciente Partido Verde -q eso solo lo dirá el tiempo-, aportaron a todo esto, NO SE PUEDE despreciar que se ha generado una conciencia PALPABLE sobre el destino del país, una conciencia política y sobretodo cívica entre niños, jóvenes y algunos ya mayorcitos!!
    Ud tiene su punto de vista y lo respeto, de esto se trata, de mirar las cosas que estan mal CON MUCHOS OJOS, para hacer lo mejor para el país y no para unos pocos, pero alguien de quien habla de política con tanta propiedad, deberia saber que es válido los puntos de vista de los otros, que no se puede hablar de política en el mismo párrafo en donde bautiza como "bobadas" a las opiniones de sus compatriotas, todos esos comentarios burlones y mal intencionados como "la mojada de cucos de personajes como Vladdo", quien está haciendo su trabajo -y para mí, un excelente trabajo-generando opiniones y analisis entre quienes lo leemos, ES SU GRAN APORTE AL PAIS!, primero revisese y deje de criticar lo q los demás hacen por el pais, porque en realidad los verdes no hemos atentado contra el crecimiento del país, pero creeme que su actitud si lo hace!!
    Por último, si NO le gusta el Partido Verde, no haga parte de él, pero subestimando y hasta generando malas vibras en el trabajo y las ganas de los q sí creemos y estamos construyendo el partido CON ESO UD NO HACE PAIS!!

    ResponderEliminar